Todavía estamos esperando ansiosamente la llegada del Bebé Salas quien según los doctores iba a hacer su gran entrada al mundo entre el 4 y 10 de marzo. Ahora es el 17 y el chamaco no tiene prisa. Oren por Linda, quien agradecería mucho ya no tener que recibir las pateadas del futuro futbolista.

Brent y yo salimos el 13 de abril para un viaje a visitar la familia Salas Simón incluso a su nuevo integrante. Nuestro plan es llevar unas enseñanzas a la congregación en Arrayán y a la nueva misión in Barbacoa, tal como transportar las Biblias que nos ayudaron a comprar.

La mamá de Linda también envía con nosotros unas maletas llenas de ropa de los primitos y otros regalitos más para la familia, y llevamos también regalos para la familia Salas Simón de su familia adoptiva en Ensenada.

Regresaremos a casa en los primeros días de mayo.  Oren que este viaje sea de bendición para Andrés, Linda y las congregaciones en donde pastorean.